20210302

Tes licenza ou tes patente? Corruptos incomprendidos

   Permiso, licenza, patente, son palabras con significados parellos, mesmo ás veces entrecruzados. Palabras que se confunden moitas veces, empregándoas como sinónimas en sentido no que non deberan selo e contaxiando os actos cos que se relacionan. Deixo abaixo algunha das acepcións destas verbas, extraídas do dicionario da Real Academia Galega.

   Comezo por patente, a que parece máis arcaica, a menos usada, a que pode traer á cabeza as 'patentes de corso' concedidas polos reis para facer de corsario, para atracar ós non protexidos polo propio rei:

"Documento no que se acredita un dereito, un privilexio ou un permiso para exercer unha actividade."

   Dereito, privilexio ou permiso. É abondo diferente en substancia unha patente dun invento a unha patente de corso, pero ambas implican un dereito a desfrutar de privilexios. Imos pola segunda, por licenza:

"Declaración oficial pola que alguén expresa o seu consentimento para que se poida realizar algo determinado e previamente establecido." 

   Pero tamén, noutras acepcións: "Liberdade que se dá a alguén ou que un toma para facer certa cousa." ou "Abuso de liberdade con que alguén actúa e que pode prexudicar a outros ou atentar contra a moral." É dicir, mentres que representa algo oficial regulado, tamén pode representar unha liberdade extra ou un abuso de liberdade.

   Permiso parece máis clara, máis usada na actualidade:

"Declaración feita por alguén con autoridade pola que permite que outro faga certa cousa."

   Resulta que parece igual á definición primeira que copiei de 'licenza'. Mais neste caso, non é unha declaración oficial, senón declaración a secas. E non é para algo 'previamente establecido', senón para 'certa cousa'. Vale, que as definicións poden retrucarse, e se vamos ó DLE veremos outras definicións. Pero o sentido final, nas tres palabras, na outra lingua oficial en Galicia, é -esta vez si- semellante.

   Hoxe concédense licenzas de actividade, de obras... mais cada vez saltan á vista máis 'permisos' dalgunhas autoridades que non se cinxen ó 'previamente establecido' e que son en realidade patentes para abusos. Unha boa porcentaxe delas son para abusos persoais 'de baixa intensidade': non se abusa de ninguén en particular, senón de todos e do patrimonio común. E así, ó diluír os efectos, conséguese que a xente non proteste ('total, por iso... non paga a pena') e tolérase a situación, normalizándose pouco a pouco estados de priviliexios legais ou económicos e de asimetría social. Facendo a sociedade cada vez máis ríxida para algúns e máis libre para outros. Implicando que os intereses de cada parte cada vez coincidan menos e que aumente a apatía polo común.

   A cousa vai dende comentarios de criterios e condicións conveniientes nas cláusulas e fóra das cláusulas para autorizacións ou licitacións a leis á medida, introducindo cambios cantas veces sexa necesario para lograr o obxectivo, pasando por outorgamento de licenzas a amigos para aproveitar(se) un ben común, unha infraestrutura... A cousa ten un nome xenérico, aplicable en diversos graos: corrupción. E non me estraña que ás veces quen ten poder confunda as cousas e se exculpe a si mesmo de facer nada malo: quen non vai favorecer un compiyogui para que poda estar máis tranquilo? Que mal ten que quen controla de regulacións porque fixo que se aprobaran poda axudar ás empresas reguladas? Que se lle ha pedir a quen, advertido de que o andan investigando, regula a súa situación fiscal sen castigo? E así sucesivamente. Algúns dos que mandan son só corruptos incomprendidos.

Coronavirus Vilalba 20210302: Por fin!

    Por fin o coronavirus en Vilalba está por baixo dos 10 casos, situación na que a Xunta comeza a non dar números precisos. Con isto, remato a serie lembrando que necesitamos mentalizarnos para protexernos, que a vacina non protexe ó cen por cen e que non está probado que a xente vacinada non transmita o virus. Sentidiño. 

   Apertas a todos.

      Anteriores desta serie.

20210301

1 de marzo, concentración. Mobilización.

   Suso Fernández remata de colgar varias fotos de hoxe. Vai primeiro unha delas, xuntanza baixo a chuvia e no medio do coronavirus, con protección ante ambas.

Foto de Suso Fernández

E agora, a información, por que, como... Así que:

1. A convocatoria:

 2. O manifesto:

 


 


E 3. En espera das fotos, unha lembranza dalgunhas das convocatorias anteriores dos sábados (este sábado que ven hai convocatoria..)


Foto e montaxe de Suso Fernández

Coronavirus Vilalba 20210301

   Estes informes, por ben, chegan ó seu fin. Segue a baixar de xeito moi lento: 11 afectados, cunha incidencia de 78 casos / 100 000 habitantes. O SERGAS deixa de dar números concretos por baixo dos 10 casos no concello. Así pois, a non ser que por desgraza volva subir, un día desta semana poñerei unha última nota desta serie só para dicir iso, que Vilalba ten xa menos afectados que esa cifra. Polo momento, a gráfica de hoxe:


      Anteriores desta serie.

20210228

Evaristo Lombardero: Ficha biográfica

   Evaristo Lombardero Rico, nado en Ribadeo en 1946, é médico de profesión (hoxe xubilado), especialista en neumoloxía.

Ten desenvolto unha longa labor como activista no campo do asociacionismo, do ecoloxismo, etc. Nos últimos anos tren impulsado ou sumado o seu tempo á Plataforma pola Defensa da Ría de Ribadeo (1991-2015), Plataforma de grupos por un Trazado Alternativo da Autovía do Cantábrico (1998-2012), Colectivo Por Nuestro Faro (2015-actualidade), MODEPEN (movemento de pensionistas) e movementos pola Saúde Pública de Asturias e Galicia, entre outros. 

   O seu tempo libre adícallo ás afeccións do cultivo da camelia e do castiñeiro enxertado.

   Ten publicado artigos en diversos medios en papel e en formato dixital. As súas entradas do blog, no que aparecen dende hai tempo, están agrupadas na etiqueta "Evaristo Lombardero".

20210227

Ángel Alda: Ficha biográfica

   Ángel Alda ten presenza no blog dende hai tempo, e ía sendo hora de ter unha referencia biográfica del, destinada a coñecelo mellor.

   Antes de pasar a ela, escrita en castelán, a súa lingua vehicular, e traducida ó galego abaixo, tres ligazóns a algúns traballos seus:

O seu blog, El Ángel de Olavide, comezado en 2005.

A súa presenza en Knowsquare (onde tamén se pode atopar esta biografía)

E os artigos relacionados con Ángel neste blog.

--

Ángel Alda

Ángel Alda es consultor independiente en estrategias de comunicación corporativa y marketing institucional desde 1997. Es director de Alda&Asociados desde 2001, empresa privada desde la que organiza su actividad profesional.
 
Economista de formación ha sido, entre otras ocupaciones, Director de Comunicación de Focoex, actualmente P4R, empresa pública de desarrollo de negocios internacionales, Director General de Zor Comunicación, agencia de marketing promocional y Director Adjunto a la Presidencia de ACE, consultores de desarrollo privado e internacionalización para organismos multilaterales como UE y BM.

Como consultor ha trabajado o trabaja para Gobierno de Castilla La Mancha, Villafañe Asociados, Análisis e Investigación, Globesalud, PromoMadrid, Gobierno de Asturias, Ernst&Young, ICEX, Red Eléctrica de España y otras empresas e instituciones, en proyectos de desarrollo corporativo, comunicación, políticas públicas, investigación social, reputación corporativa, RSC, redes sociales, etc.

Tiene larga experiencia en Internet desde 1997. Colaboró en lanzamientos de plataformas y portales web como La Brújula Digital, en la creación de una de las primeras agencias especializadas en marketing digital como Click Marketing. Mantiene desde 2005 un blog de temática personal de amplia audiencia desde hace cuatro años. Mantiene por otra parte algunas comunidades de tipo privado en Facebook como la de Profesionales de la Internacionalización y otras de carácter colaborativo y social. También tiene presencia destacada en Twitter y en otras plataformas profesionales y medios sociales como Linkedin o Flickr.

--

   Ángel Alda é consultor independente en comunicación corporativa e estratexias de mercadotecnia institucional dende 1997. É director de Alda & Asociados dende 2001, empresa privada desde a que organiza a súa actividade profesional.
 
   Economista de formación, foi, entre outras ocupacións, Director de comunicación de Focoex, na actualidade P4R, empresa pública de desenvolvemento de negocios internacionais, Director Xeral de Zor Comunicación, axencia de mercadotecnia promocional e Director adxunto da Presidencia de ACE, consultores de desenvolvemento privado e internacionalización para organizacións multilaterais como a UE e o Banco Mundial.

   Como consultor ten traballado ou traballa para o Goberno de Castela A Mancha, Villafañe Asociados, Análise e Investigación, Globesalud, PromoMadrid, Goberno de Asturias, Ernst & Young, ICEX, Red Eléctrica de España e outras empresas e institucións, en desenvolvemento corporativo, proxectos, comunicación, políticas públicas, investigación social, reputación corporativa, RSE, redes sociais, etc.

   Ten unha longa experiencia en Internet desde 1997. Colaborou no lanzamento de plataformas e portais web como La Brújula Digital, na creación dunha das primeiras axencias especializadas en mercadotecnia dixital como Click Marketing. Desde 2005, mantén un blog sobre un tema persoal cunha ampla audiencia durante catro anos. Por outra banda, mantén algunhas comunidades privadas en Facebook como a de profesionais da internacionalización e outras de carácter colaborativo e social. Tamén ten unha presenza destacada en Twitter e noutras plataformas profesionais e redes sociais como Linkedin ou Flickr.

Coronavirus Vilalba 20210227

   Segue a baixar, pero xa de xeito moi lento: 14 afectados. Por primeira vez en abondo tempo a incidencia por baixo de cen, 99 casos / 100 000 habitantes:

      Anteriores desta serie.

20210226

EL VIEJO TOPO. Diario de un Confinado en Olavide. Ángel Alda

Creative Commons Reconocimiento-No comercial 3.0 España. Javirroyo en https://www.cuartopoder.es/ideas/2021/02/25/esquema-para-entender-por-que-los-jovenes-son-malos/

 EL VIEJO TOPO


   26 de febrero de 2021

   "El viejo topo que sabe cavar la tierra con tanta rapidez,
ese digno zapador que se llama Revolución."
Carlos Marx


   Escribía la semana pasada sobre el difuso malestar social que inunda y  nubla nuestro entendimiento. Las líneas de fractura social, económicas, políticas y culturales van ampliándose y nuestra 'plena" democracia, adjetivo obligatorio de moda, aparenta tener poca capacidad de respuesta. Seguro que existe una mayoría social capaz de entender el valor del principio democrático, de la paz civil y de los valores de la solidaridad. Pero para mí que los partidos, las instituciones, la misma judicatura y las fuerzas vivas, en general todos aquellos que detentan el poder democrático y fáctico no son capaces o no les interesa asociarse y representar nítidamente a esa mayoría y con ello dar viabilidad al deseo mayoritario. Ese es el sentido de lo que muchos llamamos democracia con problemas. Nadie se plantea un programa de reformas desde dentro y desde fuera parece que el único proyecto pasa por la demolición. También es verdad que en los últimos compases del franquismo pasaba algo parecido y al final, en el último minuto se abrió paso el instinto de reforma por encima del de ruptura o continuismo.

   Y mientras seguimos jugando como si no pasara nada, el viejo y ciego topo del que hablaba Marx se está dedicando a crear pasillos y túneles subterráneos de ideas, proyectos y vanguardias que pueden ir desde lo más sublime a la hez. Y parte de la sociedad, en sentido contrario, bajo la influencia del mundo del espectáculo mediático, se instala en el confort de las condenas morales -en algunos casos alabanzas como las que reciben los youtubers en fuga andorrana que son ensalzados como héroes- de esos movimientos subterráneos pero se olvida de intentar hacer lecturas políticas sobre los mismos. Se olvida de situar el malestar general y las crisis de expectativas como catalizadores de esas profundas y oscuras corrientes. Nos conformamos con asignarles nombre: populismos, anarquía, frustración y a tirar palante o que tire la policía y la justicia que para eso están. Todo va acelerado y los que deberían pensar y reflexionar solo tienen tiempo para exhibir su ignorancia.

   Mediante ese mecanismo de olvido o de menosprecio, además, erigimos a la judicatura y a la policía como intérpretes máximos de la situación y les concedemos poderes especiales, mando máximo. Sin considerar que esas instituciones tienen su propia lógica de poder y de comportamiento y que la reforma no es su objetivo en ningún caso.

   ¿Cómo rescatar o animar el debate público de la trampa de las redes sociales, del corsé de los medios de comunicación tradicionales o del conservadurismo tradicional de las instituciones?

   Ni siquiera la intelectualidad o la investigación social bullen de entusiasmo ante el pantano en el que vivimos instalados. Al contrario, muchos de nuestros intelectuales parecen añorar los viejos tiempos del confort  burgués. Cualquier posible cambio altera sus nervios y nunca como hasta ahora se refugian con tanto ahínco en el principio de conservación y de adoración de lo existente.

   Para recuperar el vigor reformista o transformador necesitamos previamente conocer cuáles son las líneas de quiebra, los elementos que determinan la confrontación política, incluida la que no trasciende, la subterránea. Por donde van las aguas del pensamiento y las acciones que eventualmente emergerán por los ojos del Guadiana de la vida real.

   Es obligatorio considerar un elemento previo. El malestar de los colectivos sociales y su forma de manifestarse no provoca solamente rupturas entre esos colectivos y el estado. También impacta sobre derechos o intereses de otros colectivos que se sienten agredidos o dañados por las reivindicaciones o propuestas de los primeros. Reivindicar, y es solo un ejemplo, derechos para los transexuales a veces, y tenemos pruebas muy presentes en estos tiempos en España, significa orillar demandas de sectores del movimiento feminista. Los mecanismos de este juego de vasos comunicantes son muy complejos y el orden social, sin embargo demanda explicaciones simples que en el caso de este debate que pongo como ejemplo algunos encuentran en argumentos partidistas o de grupos de interés. Consideraciones parecidas se pueden señalar para la lucha de las minorías inmigrantes y su impacto en la mentalidad de las poblaciones pobres de los barrios marginados. Resumiendo. Es imposible alterar el orden social dominante sin encontrar antes equilibrios y jerarquías entre diferentes demandas.

   Pero el caso es que tenemos colectivos inmensos, masas enormes de población que se sitúan extramuros del sistema, bien por disidencia, bien por desdén. Jóvenes con unos niveles de precariedad de vida crecientes, sin futuro a la vista que no pase por la emigración o la aceptación de una forma de vida llena de insatisfacción. Esta semana el diario El País publicaba una encuesta sobre los efectos particulares de la pandemia en los colectivos de la llamada generación millennial. Terribles. Mayor paro. Descenso de ingresos. ¿Cómo lo viven ellos? Con enorme depresión, desconfianza hacia el futuro y posiblemente con una desafección creciente hacia el sistema económico y político. La traducción de todo ello en la práctica diaria de estos jóvenes se la puede uno imaginar. Les ahorro la descripción posible de esa desafección. Que algunos sectores de esos grupos busquen respuestas radicales es algo plenamente razonable. La radicalidad de pensamiento, la fijación en posturas y pautas de comportamiento violentas entran en juego. Nada menos extraño. En tiempos antiguos las ideologías de liberación, el anarquismo, el socialismo, el fascismo, las teologías, se constituían en herramientas para encuadrar a la juventud. Hoy, esas ideologías son más difusas pero están presentes. Algunas de ellas pueden tener sorprendentes aspectos liberadores como el ecologismo o el feminismo pero otras como el tribalismo, el hipernacionalismo o la hegemonía racial pueden causar destrozos colosales.

   Pero no son solamente las brechas económicas o generacionales las que determinan el malestar social y el crecimiento de las movilizaciones populares. La lejanía de las instituciones y del poder que sienten tantos ciudadanos también afecta a elementos centrales de nuestra cultura y nuestra civilización. Nunca como hoy asistimos a tantos fenómenos de repulsa de la ciencia o al incremento sustancial en creencias milenaristas.

   Nunca como hoy hemos tenido tanta conciencia de la degradación de la vida democrática en tantos países supuestamente avanzados. De la emergencia de sistemas de gobierno que viven la democracia liberal como un simple barniz que oculta poderosos movimientos raciales, clasistas y machistas de extrema derecha. Es lo que hemos dado en llamar democracias "iliberales". No surgen en el vacío. Nacen del miedo de las sociedades. Sociedades que se animan a recomendar la obediencia social como la mejor receta para protegerse del otro, del recién llegado, de las ideas de liberación de los movimientos feministas a los que se ve como radicales, de las luchas de tantos jóvenes contra el racismo a los que se denuncia como enemigos de nuestra raza o de nuestras tradiciones. La ideología trumpiana, en definitiva.

   Fuerzas de cambio contra fuerzas que se instalan en la tradición, en lo que "siempre ha funcionado". El combate ideológico es más brutal que nunca y tiende a proyectarse en la calle. No nos aguantamos unos a otros. Ya no se trata tanto de defender lo nuestro como de impugnar la resistencia del adversario. Y si además coincide que la herramienta del voto, el ejercicio de la democracia representativa no conduce a la resolución de los problemas pues la brecha social e ideológica es incapaz de promover nuevas mayorías y nos instalamos en el empate político o en la inseguridad y la incompetencia política estamos apañados y listos. La gente buscará opciones políticas que prometan cambios radicales imposibles.

   La única receta es poner el oído en el terreno y ser capaces de escuchar el viento. Y el debate político sano. Pero esto solo son palabras. Mientras tanto de lo que se trata es de salir de esta pesadilla de la PANDEMIA.

   Besos para todas.

   Ángel

A dimisión de Jesús Mundiña e a petición dun obradoiro de emprego e 50 notas do concello

   Este ano tardou un pouco máis, un día, en chegar o concello á súa nota número 50. Para ser un ano con restricións como as do Covid, pódese dicir que segue a marcar unha liña descendente, necesitando cada vez menos días para chegar a esas 50 notas.

   Deixo a gráfica onde se ve a evolución do número de días necesarios para esas primeiras 50 notas:



20210225

Coronavirus en Vilalba 20210225

   Despois de tres días reportando os mesmos datos (24 afectados) o SERGAS rebaixa de novo a cifra: 17 afectados, incidencia 121 casos / 100 000 habitantes:

   Espero que a próxima vez que publique sexa para dicir que é a última porque por baixo dos 10 casos o SERGAS non da cifras...

Anteriores desta serie.